tratamiento-natural-circulacion-sanguinea

Tratamiento Natural para Mejorar la Circulación Sanguínea

Preserva la Salud del Corazón, Regula la Tensión y Previene Enfermedades Cardiovasculares*

¿Cómo funcionan?
Tratamiento Completo
Por solo un pago de $108.90

  • Incluye 3 productos
  • + Manejo y envío

Tratamiento Doble
Por solo un pago de $189

  • Incluye 6 productos
  • + Manejo y envío

Circulación Sanguínea

La circulación sanguínea es un sistema que hace circular la sangre a través todo el cuerpo y lleva los nutrientes y el oxígeno hacia todos los tejidos del organismo, a la vez que toma dióxido de carbono y sustancias de desecho producidas por las células para eliminarlas del organismo.
La circulación sanguínea está constituida por el sistema cardiovascular, el cual se compone de:

  • El corazón: bombea la sangre hacia los diferentes órganos, los tejidos y el sistema linfático
  • Los vasos sanguíneos: son las arterias, arteriolas, capilares, vénulas y venas
  • La sangre: la cantidad de sangre contenida en el cuerpo es de cerca de 4,5 a 5,5 litros y está compuesta por el plasma y las células sanguíneas

La circulación sanguínea es el movimiento de la sangre dentro del cuerpo, la cual fluye en un solo sentido. Esta defiende al cuerpo de infecciones y ayuda a estabilizar la temperatura y el pH para poder mantener la homeostasis.
La circulación sanguínea se divide en:

  • Circulación Menor o Pulmonar: es la circulación que parte del lado derecho del corazón y asegura la oxigenación de la sangre venosa. Comienza en el ventrículo derecho del corazón y viaja por la arteria pulmonar que se divide en dos troncos arteriales para avanzar hasta ambos pulmones. En los pulmones la sangre sigue viajando por las ramificaciones arteriales hasta llegar a los capilares alveolares,  los cuales rodean a los alvéolos. Los alvéolos son pequeñas bolsas de paredes muy permeables, hasta donde llega el aire que ingresa por el aparato respiratorio. Dado que los capilares son vasos de intercambio, permiten la difusión de gases entre la sangre y el aire alveolar. El dióxido de carbono se difunde desde los capilares hacia el alvéolo y el oxígeno lo hace en sentido inverso. Este proceso de intercambio de gases a nivel alveolar recibe el nombre de hematosis. Luego la sangre ya oxigenada se reconduce por las cuatro venas pulmonares, hacia la aurícula izquierda del corazón
  • Circulación Mayor o Sistémica: esta parte del lado izquierdo del corazón y asegura la circulación por todos los órganos y tejidos del cuerpo, garantizando su oxigenación y el aporte de nutrientes (aminoácidos, electrolitos y linfa), gases, hormonas, células sanguíneas, etc. Este recorrido comienza en el ventrículo izquierdo del corazón, cargado de oxígeno, y se extiende por la arteria aorta y sus ramas arteriales hasta el sistema capilar, donde se forman las venas que contienen sangre pobre en oxígeno. Las venas desembocan en una de las dos venas cavas (superior e inferior), que desembocan en la aurícula derecha del corazón

Las arterias transportan sangre rica en oxígeno (desde el corazón) y las venas transportan sangre pobre en oxígeno (hacia el corazón). En la circulación pulmonar, sin embargo, los papeles se invierten. La arteria pulmonar es la que transporta sangre pobre en oxígeno hacia los pulmones y la vena pulmonar transporta sangre rica en oxígeno hacia el corazón.

Veinte arterias importantes atraviesan los tejidos del organismo, donde se ramifican en vasos más pequeños denominados arteriolas.  Las arteriolas son vasos de paredes muy contráctiles cuya luz se regula para aumentar o disminuir el flujo sanguíneo de un órgano, según las necesidades. También se ramifican en capilares, vasos encargados de suministrar oxígeno y nutrientes a las células. Después de suministrar oxígeno y nutrientes y de recoger dióxido de carbono y otras sustancias de desecho, los capilares conducen la sangre hacia vasos más anchos denominados vénulas. Las vénulas se unen para formar venas, las cuáles transportan la sangre nuevamente hacia el corazón para oxigenarla. A medida que las ramas arteriales ingresan en los distintos órganos, las ramificaciones son cada vez más numerosas y de menor calibre. Las ramificaciones más pequeñas de las arterias son las arteriolas. Las arteriolas se continúan con otro tipo de vasos: los capilares.

Estructura de los vasos sanguíneos y función

La estructura de las paredes de los vasos sanguíneos es importante para la regulación del flujo sanguíneo.

Las arterias tienen tres túnicas, las que se dividen así (desde adentro hacia afuera):

  • Endotelio: tejido epitelial plano uniestratificado
  • Túnica muscular: es gruesa, formada por músculo liso (fibras musculares) y fibras elásticas que se contraen o dilatan para regular el tamaño de la luz del vaso, lo que influye en la presión y el flujo sanguíneo
  • Túnica adventicia: está formada por tejido conectivo

Los capilares poseen una pared celular con sólo una capa endotelial apoyada sobre una membrana basal. Dentro de cada órgano, los capilares forman una red interpuesta entre las arterias y las venas. Los capilares sanguíneos son los únicos vasos permeables; a través de ellos se produce el intercambio de sustancias entre la sangre y las células.

Tipos de capilares:

  • Capilares continuos: son bordes de las células epiteliales que presentan uniones oclusivas y adherentes y forman una membrana continua
  • Capilares fenestrados: son células epiteliales atravesadas por poros
  • Capilares sinusoides: de mayor calibre y recorrido tortuoso, sus membranas basales pueden presentar discontinuidades. Son los capilares más permeables, ubicados en órganos donde se requiere un intenso intercambio, por ejemplo, en el hígado

Las paredes de las venas son delgadas y constan de tres túnicas:

  •  Endotelio: tejido epitelial plano uniestratificado
  • Túnica muscular: es menos elástica y contráctil que las arterias
  • Túnica adventicia: está formada por tejido conectivo y tiene mayor desarrollo que la túnica muscular

Las venas contienen válvulas en las paredes internas que impiden el retroceso de la sangre. Las válvulas se encuentran en el trayecto de las venas que transportan sangre en contra de la fuerza de gravedad


¡Ahorre con el Paquete de Suplementos Naturales Recomendado!

tratamiento-natural-circulacion-sanguinea

Mejore su salud cardiovascular, prevenga serias enfermedades y proteja a su corazón de la forma más segura y natural, dejando de lado los efectos secundarios de los medicamentos. Disminuya su nivel de presión arterial con el mejor tratamiento del mercado.