“Tenía muchas dolencias, sentía ganas de soltar el llanto porque me sentía muy mal. Me dieron pura medicina para el dolor. Luego de comenzar el tratamiento me siento muy bien. Duermo muy bien, tengo mucha energía. Yo lo recomiendo porque para mí ha sido una maravilla”.