“No podía mover mis dedos, tenía un dolor fuerte. Yo nunca compro por teléfono, pero me decidí y me resultó muy bien. Acabo de comprar el tratamiento para darle a mi suegra. Mi mujer fue a hacerse los análisis después de tomarlo y también está muy bien”.