“Me dolían las piernas y las rodillas y tenía en los huesos una dolencia que no aguantaba. Entonces un amigo de mi esposo le platicó del tratamiento y él fue quién me dijo que probara. Y bueno, lo probé y me hizo bien.  Ya hace dos años que tomo el tratamiento. Al mes y medio que empecé a tomarlo se me quitaron las dolencias”.